¡El rey del vals confirma nueva fecha!

“¡Estoy tan emocionada de anunciar un tercer concierto en Chile en octubre! Muchas gracias por su cálida bienvenida. ¡Mi orquesta y yo no podemos esperar a volver a Santiago! ¡Espero verlos pronto para pasar una velada inolvidable juntos!

Mucho amor, André”

A poco tiempo de anunciar sus presentaciones en Chile para el 18 y 19 de octubre, debido a la alta demanda por entradas se suma una nueva fecha para la presentación del rey del vals: jueves 17 de octubre.

Con tres fechas a disposición, todos los seguidores de esta estrella mundial de la música clásica y de su virtuosismo en el violín tienen mayores posibilidades de disfrutar de un espectáculo de alta calidad y que le ha permitido llevar su música por el mundo, visitando prácticamente todos los continentes. ¡Se calcula que tiene alrededor de 600 mil espectadores por año!, superando a estrellas del mundo pop.

Los conciertos de André Rieu son un fuego artificial de emociones. Rieu realiza 90 conciertos anuales donde ofrece entretenimiento perfecto con melodías románticas y conmovedoras de fama mundial, así como numerosas sorpresas, humor y solistas internacionales de primera clase. Junto con su Orquesta Johann Strauss de 60 piezas, la orquesta privada más grande del mundo, el carismático holandés ha estado de gira por el mundo durante más de 30 años. No es raro ver a sus devotos fanáticos bailar en los pasillos.

¡Las canciones más famosas del cine, los musicales, la ópera y por supuesto deliciosos valses, con todos sus espectaculares solistas e invitados especiales. André Rieu ha vendido más de 40 millones de CD y DVD por todo el mundo y ha recibido más de 500 discos de platino y 270 de oro. Tiene más de 4,5 millones de seguidores en Facebook. Este éxito se compara con aquel que tienen las estrellas de la música pop, llevando lo clásico fuera de la elite y acercando ese repertorio a un público más joven.

Los próximos 17, 18 y 19 de octubre el público chileno tendrá una nueva oportunidad para disfrutar de un espectáculo con despliegue musical y escénico, bajo la encantadora alegría de un maestro que disfruta de su show como si fuera el primero.