Roberto Carlos nos llevó al paraíso con su emocionante show