Robbie Williams se mostró como un artista completo en su debut en Movistar Arena