Pepe Aguilar deslumbró con una potente voz