Paulo Londra sorprendió con su Movistar Arena lleno