Ozuna llegó con su Nibiru World Tour a desordenar el Movistar Arena