Gorillaz debutó en Chile con un show lleno de energía