Erykah Badu llenó de soul y R&B el Movistar Arena