El gran Carlos Vives dio un show soñado en Movistar Arena