Denise Rosenthal deslumbró en su primer Movistar Arena completamente agotado