Alejandro Sanz,26 de febrero 2016